Mi Kitsch Kitchen, Palma, 10 de junio de 2016

Mis tonterías,

Por eso jamás diseño una línea recta y cambio las direcciones paulatinamente.  Aunque la circunferencia termine en elipse y la hipérbola en parábola.

No me arrepiento, lo importante, es intentar, una y mil veces, huir de las rectas.

Por ejemplo, ayer diseño la curva simple y ¿ A quien encuentro, de repente?

A Joana Vasconcelos en la antigua Horrach Moya.

Croché

 

Pero ¿Qué o Quién es Joana Vasconcelos?

Pues una artista conceptual portuguesa muy joven (tenemos la misma edad, més o manco, año arriba, año abajo), que desea elevar los objetos cotidianos al sublime concepto de ARTE.

Para lograrlo rediseña objetos de mercadillos y les transforma en inmensas instalaciones rebosantes de telas, plumas, azulejos, lentejuelas, abalorios, y croché.

La artista triunfa en la Bienal de Venecia del 2005 y es la primera mujer en exponer en el Palacio de Versalles.

Debe quedar claro que Joana no trabaja con objetos sino con IDEAS y CONCEPTOS.  Objetos horteras como las piezas de escayola habituales de los bazares chinos son transformadas por sus manos en increíbles conceptos kitschs enfundados en apretados corsés de ganchillo o reinventa a la novia moderna, la enorme lámpara de simples lágrimas de cristal de Murano sustituidos ahora por increíbles tampones o diseña la Marylin, el zapato de tacón de tres metros de largo por cuatro de ancho con millones de cacerolas chinas (es una exageración, of course) que denuncia el agobiante papel de la mujer-diosa moderna; la santísima trinidad; madre, empresaria y socialité.

¿Y todo, esto y mucho más, lo hace ella sola?

Bueno, pues sí…ella y varios arquitectos, ingenieros, informáticos, costureras, pintores…

Enlace exclusivo para culturetas

Un autentico Vasconcelos debe cumplir cuatro requisitos:

  1. ser Kitsch
  2. ser enorme
  3. ser tradicional
  4. y ser divertido.

En Palma tenemos la suerte de observar, siempre que queramos, dos instalaciones de la portuguesa en el Hotel Jaime III.

10_06_2016_Joana_Vasconcelos (2)

Otra labor de Croché, distinta pero tiene que ver, es el ambicioso proyecto para urbanizar la isla Dragonera en 1970. Algunos desean construir mansiones de lujo, un hotel, un puerto y un casino.

Menos mal que un movimiento ecologista paraliza la construcción varias veces, y tras un proceso judicial, bastante largo, consiguen abortar el singular proyecto.

Decido concluir el post de forma elegante opinando que es una suerte que en el Paseo Marítimo sigan imperturbables dos edificios góticos perfectos, la Lonja y la Catedral.

 

 

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

About María Julia Bennassar

Hola! Soy María Julia, Una arquitecta técnica a la que le gusta el ARTE y escribir; suena raro, lo sé

Category

Arte

Tags