Alcalá de Henares, día de San Juan y del Brexit

¿No resulta extraño que la escultura Device to Root Out de Dennis Oppenhein, una iglesia de Nueva Inglaterra realizada con acero inoxidable, aluminio y vidrio, esté en posición invertida y justo en frente de la Biblioteca de Can Sales y del Museo Es Baluard?
¿Es un amuleto para expulsar demonios y fuerzas del mal o una máquina que invierte el tiempo?
Resulta obvio, y por la espantada mañanera de nuestros vecinos británicos, que la iglesia no sirve como amuleto.

image
Estos días llega a mis manos y de pura casualidad un documento fascinante del que sólo existe un ejemplar que permanece escrupulosamente guardado bajo siete llaves detrás de un siniestro ascensor.

DUDAS Y CONJETURAS acerca DE LA ANTIGUA FABRICACIÓN DE LA LOZA CON REFLEJOS METÁLICOS

El documento es una carta escrita por el señor Alvaro Campaner y Fuertes, de Inca, dirigida al Sr. Barón J.C. Davillier, de Valencia, un 19 de Mayo de 1875.

Don Alvaro realiza una de las investigaciones más curiosas, fascinantes, divertidas y entretenidas que he tenido el placer de leer en mucho tiempo.
¿Y cual es la singular finalidad de esta misiva con un título tan peculiar?
Esclarecer a los habitantes terrestres del futuro que la loza Maiólica o Majórica no procede de la isla de Mallorca (para ser absolutamente precisos la isla tiene algo que ver, pero no mucho) y demostrar que no existe una fábrica de loza con reflejos metálicos en Mallorca, y mucho menos en Inca.

image

El famoso entuerto con la famosa cerámica MAIÓLICA es por culpa de los italianos, que confunden la procedencia de la loza elaborada y manufacturada en Valencia o Toledo o Málaga.
(Imagino que cuando Don Alvaro escribe sobre estos italianos está pensando en Scaliger y Fabio Ferrari, pero es sólo una conjetura porque no lo dice.)
El tremendo barullo ocurre en el transporte de la loza, que llega a Italia embarcada en la flota mercante mallorquina, que como a veces tiene mogollón de espacio vacío en los barcos, que también transporta mercancías valencianas y catalanas para rentabilizar los viajes.

Y es justo en este momento donde el enredo se lía de narices porque los escritores italianos, no siempre muy verídicos, como ya hemos visto, se fijan más en la nacionalidad de los buques que en la fe de bautismo de la loza misma.
(Y¡Ojo! que estas palabras no las escribo yo y por eso las remarco en negrita y con cursiva, que las escribe Don Alvaro Campaner y Fuertes en la carta que envía el 19 de Mayo de 1875 al Barón de Davillier)

El jaleo que fabrican los italianos con la loza Maiólica es DE NARICES porque ahora todo el mundo desea descubrir en la isla una fábrica que fabrica lozas con reflejos metálicos.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

About María Julia Bennassar

Hola! Soy María Julia, Una arquitecta técnica a la que le gusta el ARTE y escribir; suena raro, lo sé

Category

Trivialidades

Tags

,