Palma, 18 de julio de 2016

Mis tonterías,

 

Venecia se muere. Irremediablemente.

Y no es porque la ciudad se hunda, que sí, lo hace, dos milímetros cada año, sino porque sus residentes la abandonan.

¡ lo dice la UNESCO!

¡Cuidadín, querido MUNDO! Venecia está en peligro por un exceso de TRÁFICOTURISTAS.

18-07-2016

 

Giacomo Casanova, el divino seductor, era veneciano.

Un colega bastante parecido al padre Foc-Tea, es decir, a Michael Fassbender. Un ser absolutamente brillante, encantador y simpático, que conquista a 132 mujeres, traduce a octavas reales la Illiada de Homero y conoce a Luis XV,  Madame de Pompadour, Voltaire, el Papa Clemente XIII, Catalina la Grande, Rousseau, Benjamin Franklin, Wolfgne Amadeus Mozart, entre otros.

VeneciaGiacomo Casanova y Seducción, un cóctel infalible para el AMOR.

Mi madre me trajo al mundo el 2 de abril de 1725, en Venecia.

Hasta mi noveno año fui estúpido. Pero tras una hemorragia, de tres meses, me mandaron a Padua, donde me curaron, recibí educación y vestí el traje de abate para probar suerte en Roma.  En esta ciudad, la hija de mi profesor de francés fue la causa de que mi protector y empleador, el cardenal Acquaviva, me despidiese. Con dieciocho años entre al servicio de mi patria y llegué a Constantinopla. Volví al cabo de dos años y me dediqué al degradante oficio de violinista…pero esta ocupación no duró mucho, pues uno de los principales nobles venecianos me adoptó como hijo. Así viajé por Francia, Alemania, fui a Viena…

Giacomo Casanova

Separador 0000003

Una pareja de americanos residentes en Palma visita Venecia el mes de junio. Es la primera vez que viajan más allá de Valldemossa tras cruzar el atlántico. Llevan juntos cinco años. Un tiempo más que suficiente para que las cansinas mariposas que revolotean en las tripas abandonen por fin el estómago.

Marilyn Estrella, es mi amiga, americana, cuarentona, con varios kilos de más. Buena gente. Una colega aficionada a las rosas rosas y las novelas de BARBARA CARTLAND. Beneita. Trabaja de nanybaby cuidando niños pijos del barrio de Montesion.

Diego Felipe, no es mi amigo, la pareja de mi amiga americana, aficionado al fútbol, las apuestas deportivas y las litronas de cerveza. Bajito, cachas. Duerme la siesta y sale de farra los jueves, viernes y sábados. Los meses impares trabaja de chapuzas. Electricista, albañil y fontanero. Experto en arreglar ventiladores de dos aspas y aparatos de aire acondicionado. Un “¡Dejamé en paz! ya lo hago yo, qué tú no sirves para nada”, con pocos escrúpulos.

Una noche, hace cinco meses, Diego Felipe conoce a Helena en una discoteca cañera de un Polígono de las afueras. Helena es brasileña, guapa, negra y suavecita. Posee un culo magnífico y dos grandes tetas.

También hace cinco meses que mi amiga Marilyn Estrella vive en un vivo sin vivir en mi y muero porque no muero porque su maravilloso matrimonio de cinco años se va al garete por culpa de un culo inmenso. No tiene solución, pero mi amiga AMA el AMOR y piensa que todo se supera, incluso el desamor.

Decide pedir ayuda a una profesional, una psicóloga mindfulness dueña de un gabinete terapeútico de las Avenidas, especialista en salvamento y recomposición de parejas de la jet set mallorquina.

La famosa Coach la ventila rápido, y le recomienda paciencia, meditación y un viaje a Venecia con una agencia de viajes que dirige su pareja, una presentadora de televisión experta en viajes y ESCAPADAS ROMÁNTICAS muy chulas y diferentes. 

Marilyn, contenta e ilusionada, solicita al banco un préstamo de tres mil euros (a un interés súper atractivo que liquidará en el 2030) para pagar el viaje romántico a Venecia y un neceser precioso de Dolce & Gabana Coutier. Por la noche, ya tranquila en su casa, se inscribe en un chat de viajeros por el mundo que le recomienda el vecino uruguayo del sexto.

Hoy mi amiga me llama para invitarme a comer sancocho.

-¿A qué te ha gustado Venecia? le pregunto.

-¡Puf! ¡Qué va! ¡Es horrible! ¡Espantoso! ¿Te lo puedes creer? Es una ciudad súper, súper vieja, y encima huele fatal, y está llena de escaleras, y puentes, y hay muchísima gente, y el hotel era una mierda ¿Adivina cuanto paga Diego Felipe por dos cañas en la plaza de San Marcos?…

Y entonces, y sin venir a cuento, en mitad del speech, va y rompe a llorar como una Magdalena.

cropped-tempestad-o-marina-21.jpg

Depués de hablar con mi amiga americana, y aceptar la invitación para comer sancocho el jueves, regreso a casa conduciendo por la carretera que rodea el torrente del Mal Pas de Palma. Es estrecha, empinada y carece de arcenes. Posee dos curvas de 360 grados.

El 46 sube y baja la carretera dibujando las curvas cuadradas. ¿He dicho ya que la carretera no tiene arcenes? 

A la altura del Hotel Valparaíso me topo con el cuñado de Indurain. Llevo la ventanilla del coche bajada y circulo a 30 km/h, más o menos ¿Recordáis el spot “mano” de BMV? Idò, imaginad una experiencia parecida.

Por el retrovisor veo al ciclista, un cuarentón-cincuentón full equip que está muy nervioso. Tiene cara de COHETE EXTRASUPERSÓNICO. 

El ciclista detecta, gracias a su increíble olfato de macho alfa cavernícola, que el conductor que entorpece su avance imparable es una mujer, y comienza a chillar para que me aparte.

Queridos followers, comprenderéis que la situación es muy incómoda porque es imposible adivinar lo que desea el nuevo aspirante a campeón del Tour de Francia que haga con el coche. No puedo maniobrar y permitir que me adelante, no tengo suficiente espacio a la derecha, tampoco puedo desplazar el coche a la izquierda e invadir el carril contrario, si sube el 46, me fulmina en menos de lo que canta un gallo.

Of course, jamás planteo la opción de acelerar el coche, respeto las normas de tráfico.

Tengo solo tres segundos para decidir si freno, me pongo los guantes de sparring que llevo en el maletero, bajo del coche y le doy un par de hostias a un imbécil o salvo una vida y guio a la otra con mucha paciencia, cautela y tranquilidad hasta la Avenida de Joan Miró.

 

P.D: Queridos followers,

Recordad que entre todos los tormentos del infierno ningún sacerdote ha mencionado jamás el aburrimiento.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

About María Julia Bennassar

Hola! Soy María Julia, Una arquitecta técnica a la que le gusta el ARTE y escribir; suena raro, lo sé

Category

Trivialidades

Tags