Plaza Mayor, Sa Pobla, 19 de octubre de 2016

En el mundo moderno, al que le importa más el money que el individuo, no debería sorprender el siguiente concepto artístico:

A las Casas de Subastas sólo les interesa vender.

Algo lícito, por otro lado; siempre y cuando no te vendan gato por liebre.

Si deseamos formar parte del Club de Coleccionistas de Antigüedades debemos conocer que es presuntamente probable que el 50 % de las cosas viejas que se subastan en el Mercado del Arte son FALSAS.

El escurridizo Maestro español posee el talento de esculpir obras maestras y el don del romanticismo clásico. Todas las falsificaciones del Maestro mantienen tres características distintivas que deben hacernos sospechar si nos encaprichamos del busto de bronce del emperador Augusto o del busto del gran Alejandro Magno para plantarlo en el jardín de casa.

1.- Un innegable aire romántico

2.-Una pátina perfecta

3.-Un rostro perfectamente conservado, como por arte de magia.

Pero hemos de tener cuidado y no frivolizar las falsificaciones del Maestro Español porque el precio de salida de cada una de sus obras es un millón de euros. Si no están  firmadas, of course.

19-10-2016

Este falsificador tiene un precedente curioso en el genio del Renacimiento, Miguel Ángel Buonarotti, que a la edad de 21 años esculpe un cupido durmiente manipulándolo con el objeto de hacerlo parecer más antiguo para luego venderlo como una escultura de la Roma clásica a un Cardenal con mogollón de pasta.

¡El colega de la Capilla Sixtina no acaba decorando los falsos techos de la Capilla de Alcatraz de puro milagro!.
Un enlace para culturetas que deseen averiguar algo más sobre este Maestro Español

 

Separador 0000001

Por otro lado, y por cambiar de tema, la editorial Anagrama publica el libro Queríamos un Calatrava de Llàtzer Moix, un ensayo sobre la obra y el carácter del arquitecto Santiago Calatrava.

Fusilo un fragmento del libro que explica por boca de otro arquitecto, Josep Acebillo, el razonamiento tan lógico del arquitecto-ingeniero-escultor valenciano:

 Si ahora le invitásemos a almorzar a casa, es muy posible que echara un vistazo a este comedor y nos dijera: ‘Deberíamos mover la mesa, cambiarla de posición y ponerla donde está la pared; así nos sentiríamos más cómodos’.

‘Seguro que sí’, le responderíamos, ‘pero para eso habría que desplazar la pared’. ‘Pues se tira’, replicaría Calatrava.

‘No podemos, es de carga’, contraatacaríamos.

‘¿Cómo que no? Yo te hago, gratis, un proyecto para tirar el muro, aunque sea de carga’, respondería él.

Y si le hiciéramos caso, lo más probable sería que, al final, para realizar el proyecto hubiera que comprarle medio piso al vecino, con lo que la operación no saldría ni gratis ni barata”.

Aunque los mallorquines deberíamos reconocer la inmensa suerte que tenemos al contemplar todos los días la pesada escultura del Bou del arquitecto-ingeniero-escultor valenciano, aunque no queramos.

Separador 0000003

19_10_2016_1

 

 

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

About María Julia Bennassar

Hola! Soy María Julia, Una arquitecta técnica a la que le gusta el ARTE y escribir; suena raro, lo sé

Category

Trivialidades

Tags

,