Café Bianco, Palma, 4 de noviembre de 2016

Mis tonterías,

 

Si tuviera que escribir un Concepto Artístico COOL y DESTROYER que sirviera de introducción al post sería:

A veces El Mercado del Arte no consigue engañar al Mundo del Arte, y entonces, se ostia.

En 1990 el Coleccionista del Pueblo aterriza en Mallorca con 180 obras de su colección privada. Son pinturas y dibujos de Picasso, Van Gogh, Zurbarán, Miró, Tàpies, Kokoshka, Braque, MotherweIl, Chagall y Benjamín Palencia, entre otros.

Los cuadros van a decorar las paredes del Casal Solleric de Palma durante una temporada.

El Coleccionista del Pueblo es el sobrenombre de un alicantino llamado Paco Moré, un pintor natural de Elche que se codea con lo mejorcito del Star System artístico y posee una de las colecciones privadas más importantes del siglo XX.

Paco Moré logra reunir en 30 años una fantástica colección de arte, y llega a Palma avalado por una Caja de Ahorros de la Comunidad de la paella tristemente fenecida.

Veréis, la biografía no autorizada del Coleccionista del Pueblo es un asombroso cuento de hadas con muchos duendes, brujas y dragones. Os resumo la parte curiosa: reside entre Francia y Holanda, vive la vida loca viajando por el mundo, es alumno de Braque y amigo de Pablo Picasso.

A finales de los 80 regresa a Alicante porque desea donar la colección de arte compuesta por unas 400 obras al estado español; y de paso, ganar un pastón de trillones con la cesión de los derechos.

Pero, el business del alicantino se va al garete cuando una funcionaria espabilada con la ayuda del IVAM de la ex ministra Carmen Alborch descubre que algunos de los cuadros expuestos en el Solleric son falsos, y cuando un coleccionista mallorquín, que visita la expo, se queda ojiplático al verla calificando la muestra en los periódicos locales como INOCENTADA, y cuando un restaurador de arte residente en la isla describe los dibujos diciendo: Son de Estudiante de Bellas Artes.

Pero ¿Os imagináis que el Business hubiera triunfado?

Ahora mismo podríamos estar en la Casa Museo Fundación Paco Moré contemplando extasiados el brillante Van Gogh donado por la señora X de Holanda o el magnífico Zurbarán adquirido a un matrimonio anónimo de Teruel o el bellísimo arlequín perdido y pintado por Pablo Picasso en 1923.

04-11-2016

P.D: Mi amigo el señor MB afirma súper convencido que la escultura situada enfrente del Hotel Saratoga es de Manuel Hernández Mompó, una de las figuras más destacadas de la abstracción española de los años 50.

No lo pongo en duda, mi amigo, el señor MB, es un experto en Arte Abstracto, es cierto.

Pero, si alguien lee el post y no está de acuerdo con la afirmación del Señor MB deseando refutarla, puede hacerlo.

Eso sí, deberá aportar pruebas que justifiquen el contra-argumento, como por ejemplo, la foto de la placa o el rótulo situado al pie de la escultura.

Y al que consiga contrariar al listillo del Señor MB,  Mi Kitsch Kitchen le invita al cine.

img_5966

Miguel Hernández Mompó, Sin Título. Paseo Mallorca, Palma

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

About María Julia Bennassar

Hola! Soy María Julia, Una arquitecta técnica a la que le gusta el ARTE y escribir; suena raro, lo sé

Category

Arte

Tags