MI KITSCH KITCHEN, 22 de junio de 2018

Mis tonterías

 

Querido lector,

La semana pasada visité a Victor Vasarely en el Museo Thyssen ¿Has leído la novela Contacto de Carl Sagan? ¿No? Entonces, seguro que has visto su adaptación al cine interpretada por Judy Foster, me refiero a la peli donde “Elli Arroway“, una astrofísica superempollona que trabaja para el SETI en un páramo supercaluroso en mitad de la nada donde constantemente se envían señales al espacio en un intento de comunicarse con los marcianos, capta una señal del espacio compuesta por una serie de números primos haciendo saltar todas las alarmas porque evidencian la existencia de inteligencia extraterrestre (colega, no me preguntes porqué son los primos y no los naturales, racionales o negativos, este asunto escapa a mi comprensión). Verás, la señal además de esconder un mogollón de números primos contenía unas instrucciones para construir una maquinasupercompleja.

Te resumo el spoiler: al cabo de hora y cuarto de película, más o menos, y construida la maquinasupercompleja, Ellie es transportada a través de varios agujeros de gusano (bueno, ella cree que son agujeros de gusano pero vete tu a saber, igual son madrigueras de conejo) a un punto en el centro de la Vía Láctea, concretamente a la constelación de Lyra, en medio del sistema de Vega, donde logra reunirse con unos seres extraterrestres superguays que adoptan la forma de un ser querido para no asustarla y transmitirle un mensaje de fuerza superzen:

” Tranqui, colega, no estáis solos.

NoraDell_GRND.jpg

Pues bien, a partir de ese momento la historia se complica mucho porque cuando regresa a la tierra y cuenta su aventura nadie la cree (es lógico, el viaje apenas había durado veinte minutos de tiempo terrestre y además la colega no traía pruebas grabadas de su conversación con los extraterrestressuperguays). Al final,  Elli es acusada de fraude.

– No entiendo nada ¿Qué tiene que ver que ver Carl Sagan con Victor Vasarely?–pregunta el escritor torturado, poniendo cara de sorpresa.

–¡Colega, está superclaro! Vasarely utiliza la geometría en sus pinturas–dice José Luis, levantando la vista del MacBook Air de trece pulgadas–y los números primos…

–¿Ese artista no pintó una serie titulada “Estructuras Vega”?–pregunta el exorcista, sentándose en un taburete naranja.

STRI_OT_GRND.jpg

 

Desde el 7 de junio hasta el 9 de Septiembre de 2018, el Museo Thyssen Bornemisza repasa todas las aportaciones al arte óptico y cinético de Victor Vasarely, un artista húngaro nacido en 1906 que fue uno de los principales representantes del Op Art; sus experimentos con estructuras espacialmente ambiguas y ópticamente dinámicas irrumpieron en el panorama artístico de la década de 1960 con enorme fuerza dando origen a una tendencia efímera pero de una extraordinaria popularidad.

La exposición del Thyssen está organizada en ocho secciones siguiendo un orden cronológico y precedidas de un primer espacio dedicado a las Estructuras Vega, una de sus series más emblemáticas realizada en la cumbre de su carrera cuyo nombre deriva de la estrella más brillante en las noches estivales del hemisferio norte.

Manipur_negativo_GRND

 

Como explica Márton Orozs en el catálogo de la exposición, el primer intento de definir el Op Art se debió, en 1967, al historiador Max Imdahl, para quien el arte de Victor Vasarely se deriva del Orfirsmo de Robert Delaunay, que atribuía un significado al color, del Neoplasticismo de Piet Mondrian, que se apoyaba en las estructuras bidimensionales y de la Mechano-Faktura de Henryk Berlewi, que basaba sus principios estéticos en el esquematismo de la producción en serie.

Colega, la obra de Vasarely es un experimento supercurioso que aplica la ciencia al arte, una mezcla de precisión, técnica y manejo de materiales. Si te acercas al Thyssen podrás contemplar una serie de pinturas acrílicas y xilografías que reflejan el gran interés de Vasarely en dos materias: la física y la psicología, y comprobar que al igual que Andy Warhol, fue un defensor acérrimo de la democratización del arte, y de la creación de obras en serie (aunque debemos agradecerle, a diferencia de a Warhol, que siempre exigía que estas cumplieran a rajatabla unos estándares de calidad).

El Op Art alcanzó una popularidad increíble que pocos movimientos artísticos han logrado a lo largo de su historia. El experimento, contrario al Pop Art,  reunía una serie de ingredientes culturales que lo convertían en un fenómeno de masas ideal para ponerse de moda: la geometría y la psicodelia invadieron el cine, la moda y los prospectos de los medicamentos contra el mareo.

Gixeh_GRND

P.D: Queremos comunicar a los lectores y seguidores del blog que en breve colgaremos el cartel de CERRADO POR VACACIONES.

El editor ha decidido cerrar la cocina durante los meses de Julio y Agosto porque ha escuchado decir al Chino de la esquina que este año hará mogollón de calor en Palma, dice que visto lo visto, prefiere visitar a su primo de Monowi y comer perritos calientes en la taberna de Elsie Eiler.

Al CEO, sin embargo, la decisión del editor le ha sentado fatal, ha pasado toda la mañana de morros, dice que había preparado una escapada supermolona a las cuevas del Drach para investigar unos ruidos superextraños que emiten dos estalagmitas, todos los martes impares, al espacio. El escritor torturado opina que no es justo, que así no se trata a los autónomos, y no deja de preguntar al CEO: Colega ¿Qué es una estalagmita?. El exorcista no ha dicho ni mu, sigue entretenido en Roma ordenando los archivos secretos del Vaticano y la Jefa no ha vuelto aún de la peluquería…

Separador 0000003

 

 

 

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

About achamhellman

Descubriendo el Mundo de nuevo, tras un largo descanso

Category

Arte

Tags

,